miércoles, 9 de agosto de 2017

Salida XXXVI. Pico Bacias.

La noche del sábado estuvo cayendo una tormenta con relámpagos y agua, que en otros puntos del pirineo causó importantes desastres. (Por ejemplo, en las alrededores de La Renclusa, Valle de Benasque). Pero los que durmieron en la acogedora Casa de Piedra disfrutaron de una buena cena y una noche acompañados por truenos ... (y algunos ruidos de fiesta).


MAS FOTOS de ÁNGEL, CARLOS y RUFUS EN EL ALBUM.


Foto: Ángel.
A las 7:00h del domingo, todavía se veía un cielo cubierto con algún rayo. Nuestra única confianza era una previsión de lameteoqueviene que decía: "domingo buen día para hacer montaña". Hicimos la salida prevista en hora, aunque parecía que muchos otros grupos estaban dudando en salir todavía. Y al dejar el balneario abajo, con su gruesa capa de niebla, nos regaló unas vistas impresionantes de las cimas grandes a nuestro alrededor. Aunque la niebla nos acompañó durante todo el día, en lugar de ser algo negativo, dio al entorno un aspecto espectacular. 


Por las orillas del Ibon Grande de Brazato. Foto: Ángel.
La continua subida hasta el Ibon Grande de Brazato la hicimos en un par de horas, con la senda para nosotros solos. Con poca parada para admirar las aguas azules del ibon, seguimos hacía los ibones altos, pasando por una cueva con aire fresco (ya se notaba un poco de calor en la subida) y parando para reparar moviles "durmidos" o sacando fotos de sapos "timidos".  

Ibon Grande de Brazato. Foto: Ángel.
Tras un divertido paso de bloques y tartera, llegamos al collado donde no pudimos ver nada, incluso la vista esperada del gran Vignemale. Nuestra cima quedaba también tapada pero no había niebla suficiente para tapar el caos de bloques y piedra suelta que tuvimos que negociar para subir a la cresta. Siguiendo uno de los muchos hilos de hitos, fue Jesús que nos llevó a la cresta desde donde, debido a la poca visibilidad, decidimos seguir una sendita al sur de la cresta para sortear dos gendarmes y luego trepar hasta la cresta de nuevo. Y desde allí pocos pasos hasta la cima. Disfrutamos de las vistas al sur que iban y venían, pero al N, casi nada. 


Cresta de Bacias. Foto Carlos.
La estancia fue justa y la bajada despacito ya que bajamos por el lado contrario de donde habíamos subido, los bloques eran muchos. La cuestión fue intentar encontrar la mejor vía; o la menos mala, apta para cada uno. Seguimos hasta el Ibón Grande donde estaba previsto almorzar (!) antes de la larga bajada hasta el calor de la tarde en el balneario.  Un buen trote de 14km con desnivel positivo de unos 1200m aprox.  

Dejando la cima. Foto: Carlos




No hay comentarios:

Publicar un comentario