domingo, 11 de marzo de 2018

Salida 49 - Vuelta Paco Lapinosa - 18 marzo 2018.

¡Bajo Cero en Sariñena!
Salida 49 - Vuelta de Paco Lapinosa - cuevas, pozos, miradores.  Domingo 18 marzo.

Mientras las nevadas y lluvias siguen cayendo en este invierno tan impredecible, siguen nuestros malabarismos con las salidas, pero este domingo tocamos suerte.  Con esta travesía/circular hemos aprovechado lo bueno que puede ser esta época del año para hacer senderismo: cielos azules, temperaturas no demasiado bajas ni altas, vistas, flora colorida y fauna salvaje.  Sobre esta última .... pues, se quedaba “en debate” sobre el quebrantahuesos – quizás fuera un alimoche - mientras es verdad que el burro y la oruga peluda (¡que no era una procesionaria!) fueron menos “salvajes” - ¡pero no se puede tener todo!  En fin, ¡ha sido claro que la llegada de la primavera esta imparable!


Hemos visitado unos lugares “clásicos” de la Hoya de Huesca (¿o estábamos en la Sierra de Guara? - otro tema para el debate), y otros menos conocidos. Y es verdad que a veces hemos “sufrido” un poco.

Hemos  "sufrido" con.... 

* ... la temperatura. ¿Cuantas veces se puede aguantar quitar y poner la chaqueta con cada cambio del viento? 

* ... la alimentación y la hora de comer (incluso para alguno, perdiendo DOS VECES, la opción de un té caliente! (Lo explicamos luego). 

* ... algunos "peligros" de la naturaleza como charcos en que sólo se puede patinar, zarzas que roban nuestros Club Buffs, cosas que entran en las botas (y no solo agua). 

* Y podemos decir que hemos “sufrido” un poco con la descripción algo compleja de esta ruta que se ha puesto en 5 partes:-

















Mapa: Topopirineos + Garmin Base Camp.

Parte 1.
 

Durante la corta maniobra de coches cerca de Nueno, para no pensar demasiado en las rachas de viento gélido, un café caliente con el hornillo de camping. Lastima que dejó de funcionar el butano justamente al momento de calentar el segundo lote y alguien tuvo que ir sin té.  Una vez en marcha no se notaba tanto el frío con una subida suave pero constante a Santolarieta que nos costó casi como ponia en la señal – una hora.






Parte 2. 
La búsqueda de la cueva o Abrigo Rupestre de La Raja no se hace fácil. Nos metemos en una estrecha senda muy vegetada, intentando evitar engancharnos con las zarzas. A media ladera, después de un poco de primer auxilio con una bolsa de agua que goteaba, rastreamos las paredes de la cueva para encontrar las casi imperceptibles figuras levantinas de una vaca - ¿o un ciervo? - a la vez pisando con cuidado la roca resbaladiza, salpicada con nieve. De hecho, con un grupo tan numeroso, tuvimos que tomar turnos en la cueva.
Seguimos subiendo hasta el collado con el crujido de hielo debajo de las botas.  Ahora, por el norte de la sierra donde se notaba que sitio tan ideal era para montar el Pozo de Hielo de Paco Lapinosa – hoy, si, con hielo en su interior. Tras conocer que el hielo guardado en ese pozo tuvo usos exclusivamente medicinal, acabamos esta sección de ruta bajando hasta la Colladeta de Piacuto por tierra congelada, tocando pista y tomando una pausa para ocho nueces.

Tramo 3, al N de Paco Lapinosa. las paredes de Cienfuens, el Gabardiella pero nada mas al N.


Parte 3. 
Los 3km de pista de tierra no nos resultaron demasiado duros y en poco tiempo estábamos en el Mirador de los Buitres del Salto de Roldan, donde – pese del aire fresco – comemos.
Parte 4. 
La Senda de Gallocanta recorre a media ladera la cara S de Paco Lapinosa, en dirección a Santa Eulalia y en 45 minutos estamos allí otra vez.

Parte 5. 
Nos queda recorrer un corto tramo hecho por la mañana antes de girar en dirección Sabayés. Tras un rato de senda nos queda una pista con zig-zags hasta el pueblo pero cuando alguien comenta: "¿No se puede bajar recto?” el reto es demasiado bueno para resistir. Bajamos casi recto en las huellas de las ovejas, con solo un poco de pelea con la vegetación y tramo “inquieto” para algunos, pasando unas 8 colmenas. Carlos nos asegura que no hay problema – pero alguna no se acordó luego si es porque las abejas se toman una siesta por las tardes o por otra razón.
¡Y que mejor manera – imprescindible, de hecho – de acabar una jornada activa: los estiramientos y mejor aun, en manos de una experta. El parque de Sabayés se convierte en un gym.

Así que, al Bar de Nueno – donde varios socios tuvieron dificultades de conseguir lo que habían pedido, incluso el mismo socio que había perdido su té caliente esa misma mañana por falta del butano casi lo perdió por segunda vez.  Pero tras unos 5 minutos de espera con la tetera de té llena de agua caliente, esperando que llegara la bolsita de té, todo se arregló y se lo tomó sin quejar. Es que, como los demás del grupo - después de unas buenas 5 horas 20 minutes de marcha, con 14km y algo mas de 600m de desnivel contento y relajad@s. 

 ALBUM DE FOTOS.

infografia: Manil Raga, imagen de la página de Club Senderismo Valencia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario